Qué es proyecto sagitario?

Cursos de Iniciación a la astronomía.

Didáctica astronómica.

Charlas, cursos, campamentos, observaciones grupales.

martes, 15 de noviembre de 2011

Astronomía Socialista y Centenaria



















Astronomía Socialista y Centenaria

 

Dos noches nos reunimos en el parque Centenario de Chabás, con los equipos de Proyecto sagitario, invitados por el Partido Socialista local.
La primera, maravillosa, nublada, lluviosa, llena de pibes y de mamás y de tías que traían a sus chicos en una actitud aún más positiva y temeraria que la que yo mismo suelo mostrar. Porque que estuviera allí, con mi increíble Meade ETX 80 AT totalmente computarizado, esperándoles bajo las nubes negras como ya saben qué; que mi hija Sabi y dos locas socialistas más, incrédulas aún de que Proyecto sagitario pudiese hacer algo en una noche como esa, ya era más que extraño, casi demente; pero que las mamás y los papás trajeran a sus hijos… eso solo puedo compararlo con la clara, la entrañable transparencia de tu querida presencia… comandante… lalalaaa.

Llegué esa noche previos sms logísticos con la capitana Sabi, quién avanzaba sobre Chabás desde el oeste, al mando de la columna Arito, atiborrado de hombres. Por mi parte, desde el Este, firme en Quechaticache con todas las armas arriba. Me dice Sabi: General, qué hacemos, el frente de batalla se muestra negro como ya dijo qué… ¿¿¿Avanzamos??? Por supuesto, le contesté, los tomaremos por sorpresa en pleno Parque Centenario, ese lugar es aparente y desde allí podremos hacer fuego sobre cualquier luz que muestre sus narices¡¡¡ Recibido, me dijo, y agregó: Hasta la victoria siempre¡¡¡ Corté y me comuniqué ahora con la gente de cabecera de playa, Claudia y su batallón mermelada. Tenían dudas sobre el éxito de la operación tenazas que planeábamos sobre los chicos y los acompañantes de esa localidad en manos del rey Sólomon. 
Por estas y otras altas razones, la decisión de invadir la Isla estaba tomada y, en cuestión de horas… la historia arrojaría sus dados. En mi Granma blanca, rotulada de azul y rojo, con los colores de la bandera, desembarqué con dos telescopios y un binocular sobre la oscurecida tarde.

 

Los chicos ya estaban allí, solos o con sus familiares. Se hace?? Gritaban. Claro, dije, claro que se hace y mis socialistas apenas daban crédito a las palabras. Si tenemos que mirar en la nada, pues lo haremos¡¡¡ si tenemos que mirar las ramas de los árboles… pues lo haremos¡¡¡
Y eso hicimos, casi, porque las nubes se cerraron y de a ratos tan solo le metíamos un ojo a la luna o a Júpiter. Pero la algarabía no duraba ni un segundo, pues ya el alto viento daba al traste con todo.
Aún así, estuvimos en el parque hasta las nueve, en que la garúa trocó a chaparrón.
 

Más, la vida tiene sus vueltas. Ayer fracasas por voluntad de Dios, y luego, cuando menos lo esperas, triunfas¡¡¡

Ayer hicimos el segundo y genial intento de caer por el parque Centenario y esta vez el Alto estaba con nosotros.
Aparqué quéchatitache (mi kangoo 16 valves) a las 18 exactas, y apenas bajar corre a mí Agustina, alumna de 5º, y dice, Profe, a qué hora termina?? Por qué, le digo, Porque me tengo que ir a Inglés, dice. A inglés?? A qué hora?? A las 7, dice. Uff, corro como hacía años, desempaco la montura eq2 preciosa que le compré a Tuboro y luego a él, mi increíble Coronado Solarmax (Creo que es el único equipo solar del país a disposición de todos los chicos que lo solicitan, creo que ya hemos logrado cosas increíbles con Proyecto sagitario).
Toda vez que está armado el dorado telescopio con filtro Ha lo apunto al astro y….

caigo de espaldas¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

porque veo la increíble protuberancia del día de ayer, una eyección grande como mi entusiasmo y más, creo. Deben de haber cabido allí unas 20 tierras como la que me sustenta. No se puede decir lo que era eso. Creo que en decenas de foros postearon la cosa y yo en breve meto algo en mi instantáneasdelcielo. Pero lo mío no es la astrofotografía. Lo mío es llevar la astronomía hasta debajo de las piedras, a cada chico, adolescente o viejo que quiera tenerla; y llevarla gratis, claro.


Ahí nomás empieza el circo y cae la gente de todo Chabás. Decenas de pibes se arremolinan sobre los teles para ver el sol. A dios gracias también se ha sumado Javier Laugero, persona amable, culta y didáctica como pocas que conozca; con su increíble Bushnel original, con óptica japonesa y trípode de madera¡¡¡¡ guau¡¡¡¡¡¡ qué equipo, amigos¡¡¡¡¡¡¡ Tiene un filtro verde y primero desconfío, pero nomás meter el ojo y dar con esas manchas allí… uff¡¡¡¡ La astronomía jamás llenará mi copa, Eternamente escanciaré de él, Alabado Mercurio, el de los verdaderos pies ligeros, trae tu ambrosía cada noche y derrámala sobre mí, Allí estaré para mirar, mirar, mirar el cielo, Cada noche, antes; ahora, cada noche y cada día¡¡¡¡¡¡¡
 

Los chicos tenían que seguir una premisa: primero miraban y después dibujaban¡¡¡¡ Los dibujos qué hicieron¡¡¡¡ Por dios, Mañana los escaneo y los subo al blog, prometo. Son geniales¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Van a ver en ellos que varios soles tienen árboles arriba, en su periferia. Por supuesto, son las protuberancias. Resulta que como me dirijo a veces a niños de 4 o 5 años, les digo que esas ramitas o arbolitos que verán sobre el sol son explosiones maravillosas, gigantes nubes de plasma que allí va, a brillar mi amor¡¡¡¡¡ Y entonces esos pibes van y toman un lápiz y le meten un árbol padre y madre al dibujo del sol. En fin, otro logro de proyecto sagitario y el partido socialista, arbolar el sol.

 

Los padres y los chicos que vinieron anoche, no los puedo contar. Al fin de la jornada pregunto, ¿¿che, cuánta gente hubo?? Nadie sabe, 50, 60 personas, fácil. Como dije antes, empezamos con el sol, merced las ópticas del Coronado, y apenas el tipo se agachó bajo el horizonte, guardamos la gema y armamos a Nuevosagitario, el increíble Refractor Hokenn 90 900¡¡¡¡
Uf, pusimos unos carteles que decían

Wanted,
Venus¡¡¡
1.000.000 uss
        de recompensa,
        Brillante u opaco¡¡¡

y ahí todos se pusieron a pispear el cielo oeste en busca del primer destello de ese Lucifer (lux ferre- lucero, las 3 palabras comparten etimología, Venus, el lucero, el que porta la luz, es Lucifer, el ángel más hermoso en la mitología cristiana, que Dios expulsó de su derecha y arrojó a la tierra: Gracias, Dios¡¡¡ Por semejante desprendimiento y belleza aportada para que mis gurises y yo podamos ser tan felices observándole¡¡¡¡).

 

Javier se llevó el premio, debí de firmarle documentos de colores,  porque no disponía allí del efectivo; igual nos dejó observarle¡¡¡¡ Después, antes que Mercurio, se hizo notorio Júpiter, al otro flanco, el naciente¡¡¡ Uff. A dios gracias mi cintura todavía funciona. Ahí nomás giramos los telescopios y comenzamos a observar esa bestia luminosa como la sonrisa de mis hijos e hijas, como la amistad que me une a mis hermanos de la vida y del cielo, como el amor que me han dado siempre, como el recuerdo doloroso y querido de mi viejo.
 
Cuando apareció Mercurio volvimos a girar y a correr detrás de él, y cuando apareció Rigel Kent, a por ella, y cuando apareció 47 tucana, a por ese algodón formado por decenas de miles de soles lejanos, mi corazón delator¡¡¡¡ El núcleo de una galaxia ajena, presa de nuestro monstruo lácteo, que le ha despojado de su cuerpo, de sus brazos, dejándole como lo que ahí hoy es, un bellísimo cúmulo globular orbitando para siempre a nuestro alrededor como esos lazos que los vaqueros esgrimen ora a la derecha ora a la izquierda de su andar. Así orbita ese hermoso, bailando a los saltos sobre y bajo nosotros en una escala de tiempo más grande mi pasión por escribir todo esto.

Las socialistas no aguantaron tanto y empezaron a ralear llamadas por sus deberes de madres, amigas, actrices y otras no sin antes procurarme un sabroso sangüichaje rociado con su debida sevenap. En nuestro viaje al fin de la noche, solos quedamos dos alumnos extraviados y el steeleo Javier Laugero. Le dimos duro, durísimo a la Tarántula, a la nebulosa de Orión, a las Pléyades, y al hermoso naranja de Aldebarán, el perseguidor.

 

Muchas alegrías sufrí anoche. La mejor, la más notoria, la alegría de los chicos, las expresiones de júbilo al meter el ojo al sol, a las pléyades o a Venus. Esos momentos no se empardan, che. Son impagables. Y la otra, charlar con una amiga que hacía años no veía. La cual me pidió que le ayudase, que le guiase en su reingreso a este mundo maravilloso. Porque nadie entra o llega a la astronomía.

A la astronomía no se llega, se retorna, se vuelve.

Hasta la astronomía siempre.


2 comentarios:

  1. Hermoso relato, amigo...hermosa experiencia!!!

    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. realmente se ciente una sana envidia, desde esta gran metropolis gris y fria. donde solo se ve egoismo y avaricia.
    felicitaciones por todo este trabajo que realizas, y ojala que por estos lados se pueda llegar a hacer sin llegar a pedir un minimo de plata que los pibes de bajos recurzos , puedan a llegar a observar las maravillas , que nos depara este hermoso cosmos.
    saludos hermano

    ResponderEliminar