Qué es proyecto sagitario?

Cursos de Iniciación a la astronomía.

Didáctica astronómica. Talleres de Ciencia.

Charlas, cursos, campamentos, observaciones grupales.

miércoles, 22 de marzo de 2017

El Presidente Argentino desmerece la Educación Pública Argentina.

El Presidente Argentino desmerece la Educación Pública Argentina.

Resulta increíble, o solo creíble en el marco de la llamada realidad fantástica, típica de los americanos del Sud.

Nuestro Señor Presidente, en su jerga acostumbrada -burda, simplona, propia de personas sin formación ni lecturas- se ha pronunciado muy claro sobre el valor que él y su cohorte les otorgan a la Educación Pública Argentina. 

Su frase:

" Hay inequidad entre los que pueden ir a la escuela privada....... -espacio silencioso, vacío intelectual, premonición de su insulto por venir-.... y los que deben caer en la escuela pública".

La escuela pública Argentina es un símbolo en el mundo. Mal que les pese al actual Gobierno. 

Nuestro sistema educativo, libre, laico, gratuito, da cobijo a gentes de todo el continente. 

Nuestras Universidades reciben a los hijos del país pero también a los de toda América, e incluso el mundo. 

A nadie le cobramos por acercar cultura y medios de superación, de inclusión, de dignidad colectiva. 

Nuestros gobernantes anteriores se han distinguido por brindar incluso documentación gratuita a inmigrantes de toda la región. 

Nuestras facultades han dado a la Humanidad cinco premios Nobel, pero, mucho más que eso, forman a miles de jóvenes año a año, sin matrículas, sin credos, sin nombres o apellidos que influyan en lo previo.

En todo ámbito científico destaca el egresado y la egresada de la escuela pública: astrónomos y astrónomas, físicos y físicas, médicas, arquitectos, filósofos, en cualquier campo de las ciencias o el saber en general hay un egresado de las facultades públicas ocupando un sitial, marcando un camino, tirando líneas de investigación o desarrollo que otros, dentro de años, harán prosperar aún.

Pero el Señor Presidente piensa que es iniquidad que algunos tengan que caer en la escuela pública... Él, que no puede leer de corrido, que equivoca las conjugaciones, que desconoce los reclamos de los sindicatos docentes, que miente sobre las jubilaciones mínimas, que posee más de 10 cuentas off shore, es decir, cuentas creadas y mantenidas para evasión y licuación de divisas generadas en nuestro vapuleado país.

En esta realidad educamos hoy los maestros, los docentes Argentinos. Los que estudiamos en la escuela pública, los que enviamos a nuestros hijos y nietos a la escuela pública, los que estamos profunda y honestamente orgullosos de haberlo hecho, de hacerlo, porque vergüenza es lo otro: vergüenza es sectorizarse, aislarse, permitir que credos ajenos, que pensamientos de clase, sean los eduquen a nuestros niños, aún indefensos ante la mentira y la evasión mental.


No hay comentarios:

Publicar un comentario